Noticias de productos

¡Flexibilidad gracias a la modularidad!

Los nuevos sensores de presión con diseños inteligentes permiten la reducción de los costos operativos a largo plazo.

20 Mar 2012

NSK-Newsletterbild

Nuestro sensor de presión PFS ofrece la flexibilidad y el desempeño que usted necesita para aplicaciones higiénicas de alimentos y bebidas.

El nuevo diseño modular reduce el inventario y los costes de operación. Ahora, el reemplazo o la actualización de módulos nuevos o existentes es algo muy sencillo y puede realizarse en cualquier momento y de acuerdo con las condiciones de cada lugar. Gracias a este nuevo diseño modular, ya no es absolutamente necesario adquirir un sensor completo. Ahora, de ser necesario, también es posible ensamblar este sensor en forma individual a partir de los componentes disponibles. Esta flexibilidad en la adquisición de productos posibilita la reducción permanente del inventario.

Gracias a su novedoso sistema de sellado, el PFS también puede soportar aplicaciones y condiciones ambientales extremas en forma confiable, como por ejemplo altas temperaturas de procesamiento o entornos extremadamente húmedos, proporcionando a la vez mediciones confiables y precisas.

Otras ventajas que se observan a primera vista:

  • Una gran cantidad de aplicaciones de medición estándar que el usuario puede modificar en el sitio sin la necesidad de utilizar herramientas
  • Pueden utilizarse en procesos con temperaturas permanentes de hasta 177°C/350°F
  • Pantalla iluminada para una mayor legibilidad
  • La conexión eléctrica se puede modificar en el sitio (entrada de cables vs. conector M12)

Si desea saber más sobre el sensor PFS de la nueva plataforma de presión, utilice nuestro formulario de comentarios. Un representante del servicio de atención al cliente se comunicará con usted a la brevedad.